14 de enero de 2010

DEFENDIENDO EL PATIO MARAVILLAS




El patio maravillas era un espacio polivalente y autogestionado de forma asamblearia situado en la calle Acuerdo, en Madrid. Un lugar de interacción que favorecía actividades comunitarias y que buscaba el máximo vínculo con los vecinos. Pensando siempre en vivir el debate, la cultura y el arte de manera lo más libre posible y que desgraciadamente fue cerrado el pasado 5 de enero, por unos políticos favorecedores de la especulación inmobiliaria y enemigos de la libre asociación ciudadana.
Pero El Patio sigue vivo, trasladando su sede a un nuevo espacio en la calle Pez desde donde continuar con su línea de trabajo habitual. La supervivencia de este centro social es posible si somos muchos los que lo apoyamos, espacios así son importantes porque demuestran que todavía somas capaces de gestionar nuestras propias vidas sin injerencias de intereses espurios: políticos o monetarios.


A continuación reproduzco una carta del Patio Maravillas dirigida al alcalde de Madrid.
En este link más sobre el patio http://defiendelo.patiomaravillas.net/
(dede ahora se puede acceder desde la barra lateral de este blog).





Intervención de Luzinterruptus en la terraza del patio
durante el festival Crítica Urbana.





Carta abierta del Patio Maravillas al alcalde de Madrid.



Lo primero es que nos alegra oírle hablar de nosotros y nosotras en los medios de comunicación tras dos años y medio de silencio. Así que finalmente es la presión social, y no su buen talante y disposición, lo que hace que los políticos hablen.
Dice que nos habla para “animarnos” a presentar el proyecto del Patio Maravillas a concursos públicos.
Cuando la empresa Triball y su ayuntamiento empezaron a trabajar en la llamada remodelación del “triangulo de Ballesta” -aumentando con ello los alquileres en el barrio de Malasaña, maquillando de “cultura emergente” lo que no es más que una operación especulativa, desplazando al vecindario y acabando con los pisos de renta antigua- ¿qué concurso público ganaron?.
¿Qué modelo de participación ciudadana propone su ayuntamiento que convierte el diálogo social en un formulario? ¿Ahora va a venir usted a defender lo público? ¿Después de entregarle la renta de la ciudadanía de Madrid a la iniciativa privada para construir infraestructuras que no necesitamos y jamás solicitamos?.
Por último, ¿qué concurso público le otorgó al propietario de Acuerdo 8 el derecho a una dotación social privada, la cual ha mantenido cerrada durante más de diez años? ¿Qué defensa de lo público ha llevado a cientos de antidisturbios a la Calle Acuerdo el pasado 5 de Enero?.
No. El Patio Maravillas ya ganó su propio concurso hace dos años y medio. El Patio Maravillas no le pertenece a la administración pública ni a la propiedad privada, sino a la sociedad civil de Madrid. Solo a ella, que le ha dado vida estos años. Para  conquistar derechos civiles y sociales, la ciudadanía madrileña no necesita presentar una solicitud en ningún registro.
Para rellenar proyectos y formularios que legitimen su modelo de ciudad busque en otra parte. Tenemos otra corazonada. Pueden, como han hecho hasta ahora, intentar “desintegrarnos”, y hacernos desaparecer, pero sepan que la sociedad civil madrileña, la ciudadanía rebelde que anda las calles de esta ciudad ya ha decidido. Y en cuanto a hacernos desaparecer… no se ofenda, pero creemos que, por el momento, vamos ganando.
Nosotros y nosotras no okupamos el inmueble de la Calle Acuerdo nº8 y el de la calle pez 21 para limitarnos a alzar nuestra voz y que se nos oiga con la esperanza de que el ayuntamiento repare en nuestra presencia y nos deje participar en su modelo de ciudad, sino para construir en común otras vidas y otra ciudad. Sufrimos diariamente el paro o la precariedad laboral, la desintegración de los mínimos espacios de defensa colectiva que crearon nuestros padres y madres, abuelos y abuelas. Vivimos la violencia en forma de fronteras de todo tipo o a través de la privatización sistemática de los servicios, la cultura, etc. Sabemos perfectamente lo que es estar “integrados” en su mundo. No nos habéis dado ninguna alternativa al respecto. Lo que se nos ofrece desde el ayuntamiento no es nuevo, es la canción que cantáis cada mañana y la nana que nos ofrecéis cada noche antes de dormir. Y nosotros y nosotras estamos aquí para cantar otras canciones y bailar otros bailes. Así que a su propuesta de “seguir como hasta ahora” nosotros y nosotras decimos que no.
Así no. Sin respetar nuestra autonomía, sin respetar nuestras formas de organización, pretendiendo reducir esta experiencia a la de un centro cultural público no hay negociación ni acuerdo posible. Si quieren hablar de cómo garantizar la permanencia del proyecto del Patio Maravillas tal y como las gentes de esta ciudad lo viene demandando desde su apertura, aquí nos tiene para sentarnos y hablar. Sería una bonita forma de empezar a hacer lo que cualquier miembro de la administración debería hacer: “Mandar obedeciendo”
Asamblea del Patio Maravillas en la Calle Pez 21.





No hay comentarios:

Publicar un comentario