20 de julio de 2010

"El régimen en el que vivimos es una dictadura". Iñaki Gabilondo.

8 comentarios:

  1. Viejísima teoría con la que no estoy de acuerdo. Siempre me ha sonado a excusa barata, a chivo expiatorio, a "los culpables siempre son los otros" (los "otros" de Said).

    Primero aceptamos su juego y le pedimos que nos ayude, después le echamos la culpa de todo. En estos tiempos he escuchado, infinitas veces, un ejemplo de microeconomía que se ajusta perfectamente a lo que digo: la culpa de que ahora no pueda pagar la hipoteca la tiene el Banco que casi me obligó a que cogiera el dinero que me prestaba.

    ¿De verdad que ésta es una argumentación seria?.

    ResponderEliminar
  2. José Juan del Valle Ramírez.21/7/10 10:06

    Salud a tod@s.

    La dictadura mundial hace tiempo que empezó, lástima que algunos se den cuenta tan tarde. Ahora parece que todos en la coral mediática a denunciar a ese ente abstracto que llaman los mercados y por mucho que s explique ellos seguirán su cantinela. Los mercados son empresas con sus nombres y apellidos y son gobiernos cómplices que les facilitan sus negocios. Parece como si ahora los gobiernos son pobres víctimas de la crisis y que toda la culpa es de este recién descubierto fantasma del mercado. ¿También son responsables los mercados de legislar, de la regulación laboral, de los precios, los salarios, los impuestos?

    La dictadura mundial comenzó en lo político hace muchos años ya con la caída del muro de Berlín, en lo ecológico en los años setenta se levantó la voz de alarma de los grupos ecologistas ¿o alguien puede olvidar el hundimiento del Raimbow Warrior, el barco insignia de Green Peace? Yo no desde luego. Pero la auténtica dictadura, la que tiene sus efectos más evidentes es la que se inició con la llamada "Guerra al terror" a partir de los atentados de las torres gemelas. La invasión de Afganistán, la guerra de Irak y la reciente amenaza que se cierne sobre Irán. Es el "Nuevo orden mundial" y la lucha contra "El eje del mal", demasiadas evidencias diría yo de que la dictadura lleva años gestándose. Por otro lado no hay que olvidar la dictadura económica a la el FMI y el Banco Mundial mantienen sobre todo el mundo pero especialmente y de forma más criminal en forma de deuda con los países empobrecidos del mundo. No olvidemos que la dictadura económica mata a millones de seres humanos de hambre cada año.

    Estos mercenarios de la información no saben que inventar para salvar al gobierno y al PSOE de ser un partido cómplice y aliado del imperialismo capitalista, en lo político, económico y militar y que esta alianza tiene consecuencias nefastas para el planeta y sus habitantes a nivel mundial.

    ResponderEliminar
  3. ¡¡¡¡ G E N I A L !!!!

    Menos mal que por fin gente "respetada" acepta sin tapujos la realidad existente, que no es otra que el gobierno de los grandes capitalistas, de los ricos, aquel tipo de gobierno al que los clásicos se referían con el nombre de oligarquía.

    Voy a publicar esto de inmediato en la Plataforma.

    Saludos y gracias a NOTON por vuestro importante trabajo de difusión informativa.

    ResponderEliminar
  4. Hola a todos.

    Limia, estoy en parte bastante de acuerdo contigo, la ínfulas de "grandeza" de mucha gente les llevó durante la burbuja inmobiliaria a comprar viviendas por encima de sus posibilidades, evidéntemente ellos son los primeros responsables de atravesar dificultades en la crisis por querer vivir como nuevos ricos. Con el Estado igual, el gobierno de Zapatero no puede evadir su pésima gestión culpando a los mercados de todo lo que ocurre. Ahora bien, Iñaki tiene razón cuando habla de la desaparición de la izquierda o de la socialdemocrácia, al convertir los dictámenes del mercado en algo así como en la providencia divina hemos aceptado que sólo es posible un solo tipo de economía, un modelo económico que además se basa en la especulación (la Bolsa) y que genera grandes capas de marginalidad, idear un mundo en el que impere un modelo económico que genera dificultades y para el que no es posible una verdadera alternativa es totalitario. Por otro lado cuando el poder económico tiene más poder para decidir (un poder que NO HEMOS VOTADO) y el poder político se queda en un mero ente testimonial, si que vivimos en una dictadura, sin dictador, porque como dice Dani es una oligarquía.

    Hola José Juan, comparto contigo que durante largo tiempo Iñaki ha sido (es) uno de los grades comunicadores del aparato del PSOE y su función es mantener a este partido en el poder. Pero por eso mismo, que gente próxima al PSOE hagan un discurso tan rupturista con el sistema puede ser una puerta de esperanza, y puede ayudar a abrir los ojos a mucha gente. Al menos yo prefiero leerlo así.

    A ti Dani gracias por difundirlo.

    Un abrazo a todos.

    ResponderEliminar
  5. No sé si habéis leído "El Gatopardo" (imprescindible libro, por cierto), pero esto es muy antiguo. Creo que todos estamos diciendo, más o menos, lo mismo.

    La socialdemocracia que desaparece forma parte de la oligarquía de la que habla Dani. Y quizás no hay mejor ejemplo de ello que Iñaki Gabilondo y el Grupo Prisa. Por no hablar de Juan Luis Cebrián, o la ley electoral, o la partitocracia.

    Así que no hay nadie a quien echar las culpas de nada. Si estamos en una dictadura como dice Iñaki, puede mirar a sus correligionarios y a su propia empresa para encontrar las explicaciones. Ya hace mucho tiempo que se sabe que "La Tercera Vía" no consistía más que en conseguir nosotros (los de la tercera vía) entrar en la "pomada" sin que se note y nada cambie: El Gatopardo.

    ResponderEliminar
  6. José Juan del Valle Ramírez.21/7/10 14:30

    Salud a tod@s.

    No hay ningún rupturismo, ese es el engaño.

    Lo que pretende Gabilondo con estas declaraciones, como todos los medios de comunicación, es desviar la atención de la opinión pública hacia otro lado que no sea el Gobierno.

    Hay que explicar que los mercados en si mismos no son ni buenos ni malos, como la economía tampoco lo es, el problema está en que tipos de mercados tenemos, que modelo económico, que tipos de control ejercen sobre ellos los Estados y los gobiernos y por encima de todo que poder tienen los ciudadanos en todo este entramado económico.

    No nos dejemos engañar, el discurso mediático no es ni casual ni improvisado, es milimetricamente estudiado y diseñado para lograr el objetivo que mayores beneficios produzcan a sus dueños y lo que vende ahora es relajar el ambiente, tranquilizar a la población y el mensaje de nuevo cuño será este.

    "Vivimos gobernados por los mercados, los pobres Estados están sometidos, la economia esta fuera de control y hay que hacer algo por salvar la democracia, pero claro todo es tan complejo, habria que celebrar una gran cumbre mundial para ello y luego otra y otra más..."

    Así nadie es responsable de nada de lo que ocurre, así el sector privado, los medios de comunicación, las grandes empresas transnacionales y el Estado están a salvo. Todo ocurre en un mundo virtual donde no se puede actuar y la culpa es repartida.

    ResponderEliminar
  7. Del libro “El Gatopardo” no he disfrutado aún, sí de la película, que cuenta con una genial e inolvidable interpretación de Burt Lancaster (una de las mejores de su carrera sin duda). La escena en la que le ofrecen un cargo en el gobierno revolucionario de Garibaldi y lo rechaza tiene una carga política inmensa, “cambiarlo todo para que nadie cambie” y terminar la película bailando un vals.

    Sí, Iñaki Gabilondo no es un abanderado del cambio, no es un personaje que realmente quiera un cambio de sistema, es posible incluso que su protesta venga definida porque a los “buenos socialistas” a los de la tercera vía los estén echando de la mesa y con la crisis el reparto ya no de para todos. Pero, hay algo que me parece fundamental, olvídemonos de la figura de Iñaki, no creo que sea lo verdaderamente importante ¿No os parece interesante que se vuelva a entender la economía dentro del ámbito político? ¿Es que acaso la economía no es política? A mi me ha interesado, ese hecho y creo que está bien que la gente empiece a reflexionar sobre esta relación economía – política, es bueno que la gente se haga preguntas y saque sus propias conclusiones.

    Un abrazo y gracias por participar, está saliendo un debate interesante.

    ResponderEliminar
  8. José Juan del Valle Ramírez.22/7/10 10:58

    Salud a tod@s.

    La tercera via es el ave fénix de la socialdemocracia que aparece y reaparece engullido y vomitado por la burguesía. El los años cuarenta la tercera via fue la propuesta del Welfare Estate o Estado de Bienestar. La propuesta siempre surge en épocas de crisis económica, como un punto medio entre socialismo y liberalismo. A partir de los setenta estalla la crisis del petróleo y nuevamente se cuestiona la viabilidad de tantos gastos sociales y reaparecen las propuestas de tercera via para como una búsqueda de equilibrio entre las propuestas más salvajes del liberalismo político y económico y el propio Estado del Bienestar de corte social-liberal. A esta propuesta la denominan Welfare Mix o Bienestar mixto. Es decir, más participación privada en los servicios públicos y una novedad emergente el Tercer Sector o la participación civil en el Bienestar Social en forma de asociaciones, fundaciones, ong´s etc. Pero esta propuesta es puesta en marcha ya hace años en Europa que a España llega con retraso debido a su tardía incorporación al modelo de Bienestar Social de la Unión Europea. Pero ya está en marcha, un buen ejemplo de estas propuestas de la tercera via es la "economía social" que podemos observar con todos sus detalles fundamentales en la nueva guardería y residencia de mayores. El proyecto cuenta con la participación pública, se gestiona por una empresa privada o sociedad anónima y puede a su vez ser trasferido el servicio a otra empresa subcontratada. Es decir la financiación es mixta con capital público y privado pero puede ser otra empresa la que ofrezca el servicio. El problema que presenta esta forma sutil de privatización que sus defensores siempre niegan es la perdida de calidad del servicio, porque a la hora de reclamar por algo ¿quien es el responsable, el ayuntamiento, la empresa que gestiona el centro o la empresa que realiza el servicio? Así se irán sumando iniciativas de este tipo al empleo, vivienda, sanidad-farmacia, educación y pensiones. La propuesta no trata de mejorar el sistema con más calidad de los servicios, sino nombrar con el nuevo eufemismo de la “participación social” un modelo que resquebraja los principios fundamentales del Estado Social como es la responsabilidad pública del Bienestar Social.

    ResponderEliminar